Actividades Tradicionales

Principal Cultura-Historia Lagunas Libro de Ruidera

 

Nos habla Ramos Anhedo del proceso de desculturización que la cultura de las máquinas lleva consigo hasta provocar sutilmente un suicidio colectivo en nuestra cultura popular. La cultura popular, algo que vamos aprehendiendo a lo largo de nuestra vida, deja entonces de ser entendida como un sistema de referencia que nos va a permitir comunicarnos, un sistema que nos va a marcar las líneas de nuestra vida. Hoy cada día son más frecuentes las investigaciones de campo de lo que podría llamarse una "etnología costumbrista rural", en detrimento de una etnología "urbana". Se da en el etnólogo un extraño encanto por las tradiciones campesinas; quizás sea el medio rural el último que nos queda para estudiar las formas de vida y el sistema social de nuestros antepasados más cercanos, pugnando por vencer al olvido en una lucha contra la "industrialización" y la "vida moderna".

 

La artesanía de nuestros pueblos, - hoy llamamos artesanía a los objetos realizados con las manos, en contraposición a la fabricación industrializada -, ha girado siempre en torno a las principales actividades actividades económicas tradicionales : la agricultura y la ganadería. La supervivencia de algunos oficios artesanos es difícil y no tienen fácil relevo generacional, así, son oficios que tienden a la desaparición ante la falta de jóvenes que cojan el timón.
pag312 70%.jpg (14367 bytes)

Uno de los más raigambre ha sido el de "Botero" o "Pellejero". En nuestra comarca, tan plagada de viñedos, se hacía necesaria la confección de un gran número de "pellejos" para el transporte del vino. De nuevo, nos encontramos en un círculo casi simbiótico en el que se da una complementariedad total entre tres oficios de una misma zona, de un mismo pueblo : el agricultor, que extrae el vino a la tierra, el ganadero, productor de cueros, y el pellejero, que aprovecha la piel para hacer pellejos para el transporte y almacenamiento del vino. La Mancha está cuajada de procesos así; una tierra dura y difícil donde aprovechar los pocos recursos existentes ha sido clave para su desarrollo.
Hoy quedan pocos Boteros; una vez más la civilización va acabando con ellos; tampoco resulta rentable hacer un pellejo. El maestro botero se convierte así en "artesano Botero", denominación con conntaciones artísticas, para definir lo que siempre ha sido un oficio, un arte, en definitiva.
El pellejo para almacenar vino se curte a ...

 

 

pag307 70%.jpg (5766 bytes)


Otra de las actividades tradicionales era la confección del queso siguiendo el método tradicional, que aún se realiza en nuestra zona, aunque con una producción muy limitada. A escala industrial ya no se utiliza la pleita ni la piedra para que escurra el suero, sino material de plástico y prensas.

Extracto del libro " Parque Natural Lagunas de Ruidera "