x   página inicio
   

Cine Azor.
1961 - 1972

     Una espectacular sala cine construida por el emprendedor empresario higueruelano Antonio Abellán. Este cine fue inaugurado el año 1961, Al entrar al cine disponía de una amplia y comoda zona de servicio, con barra de bar y kiosco para comprar chucherias, donde Sisena nos entretenía con sus rifas. El edificio tenía calefacción central.
      La cabina de proyección estaba situada en una planta superior, donde no podía faltar el "Gallinero".
     Para acceder a la sala de proyección tenia tres puertas de entrada. Su patio de butacas tenia capacidad para 500 espectadores, comodamente sentados, capacidad que se incrementaba en algunas ocasiones colocando sillas en los pasillos laterales y central.

     El frontal de la sala tenia una gran pantalla colocada en un escenario. Escenario preparado para poder dar representaciones teatrales, con algún pequeño camerino.

     Durante muchos años fue un lujo tener en Higueruela una cartelera de 8 películas cada domingo o día festivo que nos daban entre este cine y el cine de arriba ; en dos sesiones tarde y noche. Gracias a esta sana competencia se llegó a tener en Higueruela una gran "Cultura del Cine" y se estrenaron películas en nuestro pueblo antes que en Albacete.

     La televisión fue el gran enemigo de estas salas y pocos cines pudieros sobrevivir a esta crisis. 1972 fue el año en que dejo de hacerse cine, aunque siguió abierto para otras representaciones.

     El cine Azor, nunca fue llamado así, siempre fue el Cine de Abellán. En estos momentos el edificio, que fue adquirido por el Ayuntamiento, esta previsto, remodelarlo y construir en él una Casa de Cultura. (¿cuando.......?)

     Pero mejor que nosotros para explicas como fue el cine de Abellán, os remitimos al texto completo aparecido en el Programa de fiestas de Higueruela del año 2007, donde se da un homenaje a su dueño Antonio Abellán. Le recordamos a la autora de este reportaje, que en los descansos del cine la canción que mas se escuchaba era "No tengo edad" cantada por Gigliola Chinqueti y Jose Guardiola cantando Brijite Bardo (Brigitte Bardot). (A.Minguez 2007)

Texto integro publicado en el Programa de Fiestas del año 2007.

    Las fiestas traen muchos recuerdos, unos buenos y otros no tanto, especialmente cuando falta alguien querido, en mi caso es mi padre, ¿Que os puedo decir de él que la mayoría no sepáis o conozcáis? Era una persona con genio, tenía un carácter fuerte, pero sobretodo era un hombre muy emprendedor, tenía una gran perspectiva de futuro lo digo porque hace quince años él ya quería poner un aerogenerador en el Cenajo, si viera lo que hay hoy en el pueblo me diría:" lo ves Nani". Como buen higueruelano, su partida en el casino no se la quitaba nadie. No tenía miedo a nada, llevó a cabo muchas cosas en su vida, pero os voy a hablar concretamente de su cine.

     En aquella época las cosas no eran fáciles, pero él tenía un sueño, y con mucho esfuerzo lo llevó a cabo, no se rindió, construyó su cine "Cine Azor", pero todos lo conocíais como el cine de Abellán. La mayoría de los recuerdos de mi infancia me vuelven a él, en mi cabeza todo permanece tal y como estaba entonces.

     Recuerdo a Antonio el de la Obdulia, en la taquilla con su sonrisa y su gesto dulce, dentro en un lateral a Sisena con su puesto de chiches ¡era un espectáculo tanto dulce junto! Parece que estoy viendo a mis tios Pepe y Aparicio en el cuarto de proyección o en el que estaba justa a lado donde había una pequeña mesa de madera llena de cintas y tarros de acetona con ese olor tan característico que invadía la zona. La máquina del cine era de color gris brillante y muy grande (al menos a mí me lo parecía), su objetivo daba a una pequeña ventana, cosa que me producía una gran curiosidad pensar que por esa ventana tan pequeña "saliera" toda la película. fuera estaba el gallinero, era mi zona preferida porque se llenaba de gente joven y te lo pasabas fenomenal, bien contando chistes o haciendo alguna diablura que otra, o con el simple comentario gracioso de la película que causaba la risa de todos. La sesión comenzaba con el noticiero del NO-DO, obligatorio en aquellos tiempos, seguido de la película elegida. Al quedarse la sala a oscuras, mi padre controlaba que todo estuviese en orden paseándose por los pasillos con su linterna, que a mas de uno molestaba, seguro.... En el descanso mis hermanos ponían música de entonces: Máximo Ranieri con "Rosas rojas", Los Brincos con "Un sorbito de champán" , Los Bravos "Los chicos con las chicas". Miguel Rios con "Vuelvo a Granada,.... ¿Os acordáis? Mientras mi Madre detrás de la barra ponía cafés, copas o refrescos con su buen hacer intentando complacer a la gente al máximo.

    Anécdotas hay unas cuantas, por ejemplo he oído un sinfín de veces el agobio que pasaron unas fiestas de Santa Quiteria en una tarde en la que la sala estaba llena y la película sin llegar, al final mis padres tuvieron que ir a Almansa a por ella. También recuerdo lo que gustaban las películas de Manolo escobar, teníamos que poner sillas hasta en los pasillos.

     Mi padre vivió aquello con mucho entusiasmo, lucho por llevar a cabo su proyecto y lo consiguió de una manera perfecta, con todo tipo de detalles, todavía me admiro al recordarlo. Él amó el cine y quiso transmitirnos su pasión.

Este es mi pequeño homenaje a Antonio Abellán que le encantaban las fiestas de su pueblo y admiraba a su patrona. Viva Santa Quiteria. ( Nani Abellán Zornoza) 2007

Planos y propaganda cedidos por Aurelio Abellán.

© Higueruela,mi pueblo Volver a: viejos negocios resumen 2007 inicio