x   página inicio
   

CORRIONERO
 Antonio el corrionero.

     Si buscamos la palabra CORRIONERO en el diccionario de la lengua española, nos llevamos la sorpresa de que este vocablo no existe, y, por lo tanto, le deberíamos llamar a este recuerdo Antonio el Guarnicionero.
     Si hablamos de Corrioneros, en Higueruela esa profesión u oficio artesano solo se lo podemos adjudicar a dos personas, Antonio Díaz y otro que tenia su oficio en el callejón de las Martinotas.

     Antonio Díaz Navalón Higueruelano de muy jovenzuelo aprendió este oficio, para ello se tuvo que desplazar a la vecina Almansa. A su regreso, se instaló en los bajos de una casa situada en la calle Estación.

     El "oficio" como se le llamaba entonces al lugar de trabajo, era una habitación de aproximadamente cuatro metros de larga por cuatro de ancha situada en la planta baja de una casa de la ya mencionada calle estación. Se accedía a él directamente de la calle por una puerta que tenía una zona acristalada para permitir el paso de la luz al taller.

     De sus cuatro paredes, En la del fondo apoyada en la pared tenia instalada una mesa alta, rectangular, donde trabajaba de pie y en ella preparaba el cuero y las pieles, también les servia para cortar los aperos. En las paredes derecha e izquierda, tenia instaladas estacas de madera, a distintas alturas, donde iba colocando en una parte los aperos que le llevaban para arreglar y en la otra colocaban los trabajos terminados.

     En el centro del cuarto, tenia una mesa pequeña, baja, de aproximadamente 60 centímetros de alta, cuadrada. Sobre el tablero, tenía colocado sus herramientas de trabajo. Un cerquillo de madera de un par de centímetros de ancho rodeaba el tablero, para evitar que se cayeran al suelo los útiles de trabajo. En la parte baja tenia una tarimilla donde se podía poner un brasero. Dos sillas de baja altura, completaban el mobiliario.

fotografía actual de la casa 2013

     El cuero, y las pieles eran su materia prima para confeccionar los aperos, junto con lonas y cordeles.Para las piezas mas fuertes y resistentes utilizaba la piel de toro, que tenia que comprarla en Albacete, Para las pieles mas finas, las conseguía de los animales de carga (burros, mulas, que morían en el pueblo), cuando moría algún animal, iba y le quitaba la piel, la curtía en casa, Nos dice Emilia (Emilia Díaz Tárraga)su hija " Mi padre le quitaba la piel al animal y la traía a casa, en la cámara la limpiaba bien, la extendía y la ataba para que estuviera tensa, durante unos cuantos días y luego le ponía tierra encima para que se acabara de hacer, luego la soltaba y se la bajaba al taller para hacer collerones".

     Los aperos que solía hacer eran:

  • Barrigueras.
    • apero de cuero, Cincho que se pone por la barriga, para que no se pingüe el carro
  • Bozales.
    • este aparejo se pone en la boca de los animales para evitar que coman.
  • Anteojeras o Bridones.
    • , aparejo de cuero, se ponía encima de la cabezada y servia para que los animales no pudieran ver mas que lo que tenían delante.
  • Cabezadas.
    • aparejo de cuero, se ponía en la cabeza de los animales para sujetarlos.
  • Cinchas.
    • aparejo de cuero, trozo de cuero que sujeta la albarda o la silla por debajo de la tripa
  • Colleras.
    • aparejo de cuero fino, relleno de paja, que se ponía en el cuello de los machos cuando trabajaban en pareja.
  • Collerones.
    • aparejo parecido a la collera, pero que en este caso se pone el yugo, para trabajar de forma individual.
  • Cornezuelos.
    • apero de cuero, trozo de cuero que se pone en las puntas de la reja, para que no hiera las patas de los machos.
  • Dediles.
    • apero de cuero, Trozos de cuero que se ponen en los dedos para segar, en vez de utilizar la zoqueta.
  • Esquilones.
    • , aparejo de cuero, cuero con esquilas (pequeños cencerros y campanillas)sujetas a él, se ponía a los animales alrededor del cuello para que suenen.
  • Ramales.
    • aparejo de cuerda, Soga que se les ata a la cabezada de los animales para dirigirlos.
  • Sufras.
    • aparejo de cuero, cincho muy ancho que pasaba por encima de la silla llega hasta las varas del carro donde se sujeta.
  • Tarres.
    • aparejo de cuero, trozo de cuero unido a la albarda, se pone por detrás del rabo del burro para evitar que se valla la albarda para adelante.
  • Trallas.
    • Látigo para arrear a los machos. formado por una vara y una badana
  • Trascas,
    • Aparejo de cuero, Correa para sujetar el timón del arado al yugo
  • Ventriles.
    • aparejo de cuero, cincho que sujeta el yugo al macho y que une las costillas del yugo. Correa que pasa por debajo del vientre de los machos desde la vara del carro hasta el yugo

     Estos trabajos se hacían por encargo durante todo el año.

     Al acabar el verano, cuando ya estaban terminados los trabajos del campo, se daba una vuelta por las aldeas del pueblo, y allí les arreglaba los aparejos.

     Los hilos y cuerdas que utilizaba para coser, los embadurnar con una cera. Esta cera, se la fabricaba él, haciendo una mezcla de pedriega y panal de las abejas. Primero machacaba bien la pedriega y la ponía en un bote al fuego para que se hiciera líquida, después añadía el panal o cera de las abejas y la dejaba en el fuego unas cuantas horas, después la sacaba del bote y la dejaba enfriar.

     Las herramientas de trabajo tenemos la suerte de que la familia aun conservan algunas y hemos podido dar fe de ello con esta fotografía.

 

     Se casó con María Tárraga, tuvieron dos hijos. Comenzó su trabajo de corrionero aunque no conocemos el año, instalando el oficio en la casa situada en la calle Estación, ahora Santa Quiteria, Cuando llegó la edad su hijo comenzó a ayudarle y aprendió la profesión. Su hijo se marchó

    Esta calle, junto a la calle llamada Ramón Franco eran de las mas comerciales de Higueruela. En ella se fueron instalando gran cantidad de pequeños negocios,
En la acera de la derecha:

  • La primera casa albergó una fragua o herrería propiedad de Miguel Zornoza, muchos años esta casa fue sede del teléfono local.
  • En la segunda casa vivió la María de la Miel. Que elaboraba y vendía este producto.
  • La tercera casa Antonio El corrionero tuvo su taller de guarnicionería en la planta baja, pero en el sótano de esa misma casa y con entrada por un callejón tenia una bodega.
  • La cuarta casa Pedro el zapatero, tenía instalado su taller.
  • La quinta es la única que no tuvo negocio alguno. vivieron los "Resalaos".
  • La sexta era de los dueños del kiosco Sisena, Antonio López Valera y su esposa Isabel González Gómez; una mujer muy despierta y amable que arreglaba y vendía altramuces.
  • Al pasar el callejón, donde vivía la pregonera del pueblo Ana María la Morra y su familia, la Curra y un señor que vivía solo y tenia un perro que le llamaba KUKI..
  • La séptima casa, albergó muchos negocios. De las dos habitaciones de la planta baja en la primera tuvo una carnicería, la carnicería de Ignacio, muchos años después pusieron una exposición de electrodoméstico. En la otra tenía su negocio la familia Eleuterio Mancebo con una peluquería para caballeros. Años después uno de los hijos, montó una peluquería para mujeres y la instaló en el primer piso de este edificio.
  • En la siguiente casa octava y última estuvo instalada por los años 60 la compañía telefónica nacional de España, con su centralita y el locutorio público. En el primer piso daban clases de bordado y corte y confección.

En la otra acera, izquierda, con solo cinco casas:

  • la numero 1 estuvo la tienda de La Nieves de Cantos.
  • En la 2 una bodega.
  • la tercera la ocupaba la tienda de "La María de la Vaca".
  • La siguiente estuvo durante muchos años el estanco.
  • y en la ultima casa tuvimos el bar del Maleno en la primera planta y en el sótano la carpintería de los calderetas.
© Higueruela,mi pueblo Volver a: viejos negocios inicio