página inicio
   

LA MASONERÍA EN HIGUERUELA
(Del libro Higueruela, nuestra historia).

     En el siglo XVIII - XIX, el Corral de los Jaboneros era un caserío aislado del resto del núcleo urbano  en cuyo lugar estuvo instalada una fábrica artesanal de jabón. Con toda seguridad su denominación procede de la materia prima que en el lugar se elaboraba y comercializaba para abastecimiento del pueblo y alrededores, ya que además de suministrar a la población, sus productos se vendían a los vecinos pueblos de Bonete y Hoya Gonzalo.

     Según versiones dignas de todo crédito sitúan este lugar como centro de reunión de la logia masónica que existió en la Villa. En un principio, consideramos que, habida cuenta de la condena por la Iglesia de esta secta –1.738-, nos hace suponer el escaso relieve que alcanzaría pues no resulta probable que un reducido número de adscritos tuviera la osadía de desatar los ánimos de la Inquisición. Pero, investigaciones posteriores han venido a confirmar su importancia tal y como figura en el Archivo Histórico Nacional de Salamanca, y reflejados en los apartados de Ensayos Históricos y Científicos realizados a través del Instituto de Estudios Albacetenses.


Emblema de la Logia “Regeneración” de Higueruela, procedente del Archivo Histórico Nacional de Salamanca. Por José Mª. Parraga.

     Según nos describe José Antonio Ayala, Higueruela contó desde 1884 con una célula masónica [1] , conocida por logia [2] “Regeneración” número 312, fundada bajo los auspicios de la Orden del Grande  Oriente de España.

     La persecución de que era objeto la organización obligó a ésta a ocultar el desarrollo de actividades en la calle Nueva, Nº 9, donde Canuto Vera Sáez, comerciante de profesión, era el encargado de recibir la correspondencia. Todos los adscritos como era preceptivo en la organización adquirían nombres simbólicos; así Canuto Vera respondía al nombre de “Renan” y Juan Teruel Aparicio, médico de profesión al de “Hipócrates”.

     Aunque en escritos al vizconde de Ros y a Miguel Morataya en Madrid mostraron su adhesión a la fusión del Grande Oriente Nacional y Grande Oriente de España, la escasez de medios no les permitía tener representante propio en la asamblea fijada para el 4/04/1.888 a celebrar en la capital de España, delegando tal representación en José Sánchez Guerrero, miembro de la logia “Humanidad” de Albacete y firmando la autorización el médico Juan Teruel como venerable y Canuto Vera como secretario.

     Formaban los masones en Higueruela un colectivo muy diverso, estando prácticamente representados todos los oficios y cargos de la localidad como podemos comprobar por el cuadro alfabético recogido de la publicación del  Instituto de Estudios Albacetenses “La Masonería en Albacete a finales del siglo XIX”, donde figura la profesión, nombre simbólico adoptado y ostentación de cargos en la logia.

Relación alfabética de los miembros de la logia “REGENERACIÓN”, DE HIGUERUELA –1884-1891.

 

Abad Giménez, Desiderio Profesor Inst. 1ª Garibaldi.Maestro de Ceremonias
Argüello Blanco, Ramón Comerciante Calderón de la Barca
Candel García, Ramón Panadero Aristóteles
Davia Molina, Bonifacio Practicante Viriato
García, Antonio José Propietario Giordano
Bruno García, José Propietario Colón
García, Noé. Propietario Quintín
García Alegre, José. Hojalatero Demóstenes
Gómez, J. Antonio. Propietario Augusto
Gómez Gómez, José..- Zapatero Almansa
González Vera, Blas. Dentista Caravaca
Griñán López, Julián. Panadero Platón
Hernández Ortiz, J. Antonio. Tejedor Zorrilla
Ibáñez, J. Antonio. Labrador Toledo
Jordán Carreras, Manuel. Farmacéutico Galeno
Lillo Sarriá, Juan. Comerciante Oliveros
López Almendros, Pedro. Labrador Simbad
López Fernández, Matías. Empleado Ernesto.
G. Templo López Martí, José. Comerciante Cicerón
Mancebo Sáez, Benito. Carpintero Higueruela
Molina Núñez, Aniceto.- Comerciante Gambeta
Molina Núñez, Juan José. Labrador Castelar
Piqueras Almendros, Francisco. Guarda Prim
 Rey Aguilar, José. Prof Pestalozzi
Sáez Hernández, Francisco. Sirviente Calatrava
Sáez Yáñez, Benito. Jefe Estación Perrad
Sarriá Abad, Antonio.- Propietario Olózaga
Tebar López, Pedro. Sastre Rodas
Teruel Aparicio, Juan. Médico Cirujano Hipócrates
Tornero Royo, Juan José. Labrador Estrella
Vera Núñez, Miguel. Comerciante Sócrates
Vera Sáez, Canuto. Comerciante Renan
Verdejo, Baltasar Propietario Rienci
Villanueva Yeste, Martín. Barbero Trieste

     Un  notable  avance  institucional  dentro  del organigrama masónico experimentó la  logia de Higueruela, pasando del número de registro 312 al 33 como consecuencia de la antigüedad de adhesión al Grande Oriente Nacional de España del vizconde de Ros. Aunque la villa contaba con el mayor número de componentes, la logia la completaban otros miembros de Hoya Gonzalo (4), Chinchilla y varios más. Incluso figuraba un chileno de Valparaíso.
      Nos sorprende el grado de relevancia que debió alcanzar al encontrar entre su documentación instrucción que acredita la vital importancia en la normativa masónica como son  el “Código Masón” (I), y el “Programa Masónico” (II), del que reproducimos el primero.

CÓDIGO MASÓNICO [3]

  • Adora al gran Arquitecto del Universo.
  • El verdadero culto que se da al Gran Arquitecto consiste principalmente en las buenas obras
  • Ten siempre tu alma en un estado puro, para comparecer dignamente delante de tu conciencia.
  • Ama a tu prójimo como a ti mismo.
  • No hagas mal para esperar el bien.
  • Haz bien por amor al mismo bien.
  • Estima a los buenos, ama a los débiles, huye de los malos, pero no odies a nadie.
  • No lisonjees a tu hermano, pues es una traición, si tu hermano te lisonjea, teme que te corrompa.
  • Escucha siempre la voz de tu conciencia.
  • Sé el padre de los pobres; cada suspiro que tu dureza les arranque son otras tantas maldiciones que caerán sobre tu cabeza.
  • Respeta al viajero, nacional o extranjero, ayúdale, su persona es sagrada para ti.
  • Evita las querellas, prevé los insultos, deja que la razón quede siempre de tu lado.
  • Parte con el hambriento tu pan, y a los pobres y peregrinos mételos en tu casa; cuando vieses al desnudo, cúbrelo y no desprecies tu carne en la suya.
  • No seas ligero en airarte, pues que la ira reposa en el seno del necio.
  • Detesta la avaricia, porque quien ama las riquezas ningún fruto sacará de ellas, y esto también es vanidad.
  • Huye de los impíos, porque su casa será arrasada, más las tiendas de los justos florecerán.
  • En la senda del honor y de la justicia está la vida; mas el camino extraviado conduce a la muerte.
  • El corazón de los sabios está donde se practica la virtud, y el corazón de los necios donde se refleja la vanidad.
  • Respeta a las mujeres; no abuses jamás de su debilidad, y mucho menos pienses en deshonrarlas.
  • Si tienes un hijo, regocíjate, pero piensa del depósito que se te confía. Haz que hasta los diez años te tema; hasta los veinte te ame y hasta la muerte te respete. Hasta los diez años sé su maestro, hasta los veinte su padre y hasta la muerte su amigo. Piensa en darle buenos principios antes que bellas maneras; que te deba rectitud esclarecida y no frívola elegancia. Haz un hombre honesto antes que un hombre hábil.
  • Si te avergüenzas de tu destino, tienes orgullo; piensa que aquél ni te honra ni te degrada, el modo con que cumplas te hará uno u otro.
  • Lee y aprovecha, ve e imita, reflexiona y trabaja, ocúpate siempre en el bien de tus hermanos y trabajarás para ti mismo.
  • Conténtate con todo, por todo y con todo.
  • No juzgues ligeramente las acciones de los hombres, no reproches y menos alabes; antes procura sondear bien los corazones para apreciar sus obras
  • Sé entre los profanos libre sin licencia, grande sin orgullo, humilde sin bajeza; y entre los hermanos firme sin ser tenaz, severo sin ser inflexible y sumiso sin ser servil.
  • Habla moderadamente con los grandes, prudentemente con tus iguales, sinceramente con tus amigos, dulcemente con los pequeños y eternamente con los pobres.

      Las disputas internas por ocupar cargos se acentuaron entre los hermanos de la logia, dando lugar a la carta que Canuto Vera en su calidad de secretario de la institución dirigió al vizconde de Ros, fechada en Higueruela el 10 de febrero de 1890, y de la que en parte transcribimos.

     A principios de 1891 se pierde todo contacto con la logia “Regeneración de Higueruela, desconociéndose las causas que originaron la falta de datos aunque según parece, bien podría ser tras el fallecimiento de Canuto Vera, último masón de la villa.

[1] Célula masónica; Unidad básica y elemental constituida por un determinado número de simpatizantes hacia la causa masónica, cuyo objetivo es la consecución de la perfección social y humana.

[2] Logia; Organismo masónico semiautónomo. Sus límites de actuación se hallaban supeditados a la decisión del Grande Oriente Nacional y Grande Oriente de España.

[3] AHNS. Entre la documentación de la logia REGENERACIÓN, de Higueruela (Archivo Histórico Nacional de Salamanca).

[4] Fragmento de uno de los escritos  correspondiente al frecuente intercambio de correspondencia entre Canuto Vera, Secretario de la logia Regeneración de Higueruela y el Gran Maestre de la Orden. (Archivo Histórico Nacional de Salamanca)

© Higueruela,mi pueblo Volver a nuestra historia