Vegetación y Fauna

 

El suelo es muy variado. La vegetación es de monte bajo, con abundancia de matorrales, especies aromáticas como el romero, el espliego, tomillo, la morquera, hinojo, manzanilla silvestre, además de plantas medicinales como el "rabo de gato",... ; y vegetación esteparia como esparto, pitas y esparragueras, propias de nuestra comunidad castellano-manchega; junto con algunas zonas de pinos y carrascas. También existen pequeños núcleos de encinas que hace no muchos años ocupaban extensiones de tamaño considerable.

Hay que destacar que el Ayuntamiento, en los últimos años ha desarrollado importantes planes de reforestación de pinos y carrascas, en las tierras de propiedad municipal sobre todo zonas de monte bajo y con rasgos esteparios, acogiéndose a los programas de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de CC de C-LM.

Las condiciones climáticas junto con el tipo de vegetación características de la zona da como resultado la cría de especies autóctonas como la perdiz roja, codorniz, tórtola, paloma torcaz, cernícalo, gavilanes, cuervos, "burraca", conejos, liebres, zorras, ardillas y algunos jabalíes.

La variedad de especies, algunas tan apreciadas para el deporte de la caza, tiene como resultado la existencia de cotos de caza, destacando uno con una extensión de 6.500 hectáreas, que se considera divido en dos partes. La de arriba, zona comprendida al Norte de la Carretera de Albacete hasta Higueruela, y la de abajo que se extiende al Sur de las mencionadas carreteras. Además del citado anteriormente existen otros dos cotos privados, que atraen a numerosos cazadores de otras provincias (sobre todo de Valencia).

Debido a la gran afición existente por el deporte de la caza existe la Sociedad de Cazadores de Hoya-Gonzalo, que en la actualidad cuenta con unos 100 socios.

El deporte de la caza en Hoya-Gonzalo, se realiza según tres modalidades:
- La caza a "palo mata".
- La caza con perro s galgos, modalidad de persecución.
- La caza con reclamo de la perdiz roja, o "puesto".


La especie más codiciada es la perdiz, siendo abatidas, en una temporada normal del orden de 1000 ejemplares. En la media Veda la especie que se cotiza es la paloma torcaz sobre todo, ya que la tórtola y la codorniz representan poca población.
Con el fin de evitar las extinciones de especies y el consiguiente agotamiento de la caza se dejan periodos inactivos para la repoblación de especies.

 
Atrás Arriba Siguiente