Información General Fondo Diputación Otros Fondos Presidentes Exposiciones Fuentes Estudios Videoteca

PEDRO URREA Y SANDOVAL

            D. Pedro Urrea y Sandoval, primer presidente de la Diputación Provincial del siglo XX, nació en la ciudad de Villarrobledo en 1835.

            Terrateniente, dedicó su vida a la administración de su fortuna, evaluada como la decimoctava de la Capital según el Padrón de Rústica de los años 1896-1897, y a su actividad política.

            En la actualidad, parte de sus bienes son propiedad de la Diputación Provincial de Albacete, como consecuencia del testamento de su hija, Dª Purificación Urrea y Pérez Ontiveros, otorgado a favor de esta institución y de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en el año 1963.

            De su actividad política es de destacar el ejercicio de su Alcaldía, durante el año 1890, y de la Presidencia de la Diputación en el período comprendido entre el uno de mayo de 1900 y el 24 de abril de 1901. Diputado provincial hasta 1904, fue presidente de Edad de la Corporación en 1903, año en el que también ocupó interinamente la Presidencia de la Corporación.

            De su personalidad y carácter existe una bella semblanza dibujada por D. Alberto Mateos en su obra "Evocaciones y Recuerdos Albaceteños", donde se narran diversas anécdotas relativas al período en que fue alcalde.

            D. Pedro Urrea y Sandoval falleció en Albacete el 20 de Abril de 1904.

JOSÉ MARÍA ALONSO Y ZAVALA

          Nacido en Tolosa (Guipúzcoa) en 1860, la vida política de D. José María Alonso y Zavala fue muy breve. No conocemos que ocupase otros cargos además de la Presidencia de la Diputación, que ostentó entre el 24 de abril de 1901 y el 23 del mismo mes del año 1903.

            Don José María Alonso y Zavala murió en Albacete el 17 de Junio de 1930.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


FRANCISCO GÓMEZ RUIZ
            
            Alcalde de Albacete en 1892, fue diputado provincial por el distrito de Alcaraz hasta el año 1904, presidiendo la Corporación en dos ocasiones: desde el 3 de abril de 1895 hasta el 3 de noviembre de 1897 y desde el 22 de abril de 1903 hasta el 3 de julio de 1904.

            D. Francisco Gómez Ruiz falleció en 1904. No se conserva fotografía de este presidente.

RAFAEL AGUADO VALCÁRCEL

 

            Perteneciente a una ilustre familia de la Sierra de Albacete, D. Rafael Aguado Valcárcel nació en Yeste el 1 de noviembre de 1868.

            Continuando la tradición familiar marcada por su abuelo, D. Rafael Aguado Vergara, se licenció en Derecho por la Universidad de Granada en el año 1893, alternando durante su vida el ejercicio de la abogacía con su actividad política.

            Destacado miembro del Partido Conservador fue elegido diputado provincial en 1899, permaneciendo en este puesto ininterrumpidamente hasta 1909. Durante este periodo ocupó varios cargos en esta Administración: en 1900 era vocal de la Junta Provincial del Censo Electoral y de la Comisión de Hacienda; en 1904, presidente de la Comisión Provincial, año en el que es elegido presidente de la Corporación en sesión celebrada el 13 de julio, hasta abril de 1905. Durante este año fue miembro de la Comisión de Instrucción Pública y se le condecoró con la Gran Cruz de Isabel La Católica.

            Diputado en Cortes en 1914, en 1920 presentó su candidatura por el distrito de Hellín, no resultando él elegido, sino el candidato liberal D. Damián Flores Díaz.

            Además de las actividades políticas y profesionales ya señaladas, fue redactor de "El Defensor de Albacete", periódico conservador de la época, fundado y dirigido hasta 1909 por el famoso político y periodista D. Juan García Mas.

            D. Rafael Aguado Valcárcel murió en Albacete el 29 de septiembre de 1921.

CARLOS DOMINGO GÓMEZ

            Abogado albaceteño nacido en 1866, D. Carlos Domingo Gómez detento a lo largo de su vida diversos cargos públicos. Así, fue elegido alcalde de Albacete en dos ocasiones (1897 y 1899) senador del Reino y consejero del Banco de España.

            Diputado provincial en el periodo comprendido entre 1903 y 1905, y desde 1907 hasta 1910, fue elegido presidente de la Corporación el 25 de Abril de 1905, dimitiendo del cargo en octubre de ese mismo año por motivos de salud. En 1909 se le eligió vocal de la Comisión de Hacienda.

            En 1919 era miembro de la Junta provincial del Censo Electoral

            D. Carlos Domingo Gómez murió en Albacete el 18 de mayo de 1946. No se conserva fotografía de este presidente.

DAMIÁN FLORES DÍAZ

            Nacido en Balazote en 1862, D. Damián Flores pertenecía al grupo de los grandes propietarios agrarios alineados, al igual que los Ochando, a las tendencias del Partido Liberal, liderado por Canalejas. A la muerte de éste, el partido se fraccionó en dos tendencias: el llamado Grupo Demócrata y la izquierda Liberal de Alba. El máximo representante de esta última tendencia fue D. Damián Flores junto a D. Francisco Giménez de Córdoba, entre otros.

            Senador electo en cuatro legislaturas (las de 1910,1914,1916 y 1919) en 1920 fue elegido diputado en Cortes por el distrito de Hellín.

            Con anterioridad a esta actividad ocupó varios cargos en la Administración Provincial. Así, fue diputado por el distrito de Alcaraz durante los años 1892 y 1898. En 1894, vicepresidente de la Diputación. Durante el siglo xx resultó elegido ininterrumpidamente en el periodo entre 1900-1911. En 1905, tras la dimisión de D. Carlos Domingo Gómez, es elegido presidente de la Diputación el día 11 de octubre, permaneciendo en el cargo hasta el 20 de abril de 1906.

            D. Damián Flores murió en Balazote el 29 de enero de 1921.

ANTONIO MARÍA PICAZO Y LÓPEZ

            Nacido en 1847, D. Antonio María Picazo era abogado de profesión. Adscrito al Partido Liberal, ocupó varios cargos públicos en la Administración Local.

            Elegido alcalde de Albacete en dos ocasiones, 1890 y 1899, ya en el siglo xx fue diputado provincial ininterrumpidamente desde el año 1901 hasta 1911.

            El 30 de abril de 1906 fue elegido presidente de la Corporación, permaneciendo en el cargo hasta el 3 de mayo de 1907. Otros cargos ocupados por D. Antonio María Picazo en la Administración Provincial fueron el de presidente de la Comisión en 1902, y los de presidente de Edad tras los ceses de D. Juan García Mas y D. Fabián Gabino Lorenzo Flores.

            Muy ilustrativo del sistema electoral de esta época es el Acta de Constitución de la Corporación de 1911. En este año el Grupo Liberal, vencedor en las elecciones celebradas para la renovación bienal de la Corporación, propuso su nombramiento como presidente interino. Esta propuesta fue impugnada por el Grupo Conservador, liderado por D. Juan García Mas, alegando que las actas de diputados por el distrito de la Capital contenían "graves protestas" y que el candidato propuesto a la Presidencia no pertenecía, como era preceptivo, al grupo de diputados antiguos.

            Estas "graves protestas" son las mismas que alegaría unos años más tarde, en 1919, D. Rafael Aguada Vergara contra la proclamación de diputado en Cotes por Hellín de D. Ubaldo José López Ruiz: falta de exposición pública de las listas electorales, de las certificaciones irregulares por parte de los presidentes de Mesas e interventores, simulación de la elección al no abrirse los Colegios electorales, etc...

            Al ser rechazada la impugnación de la minoría conservadora, ésta abandonó el Pleno en compañía de los diputados liberales Gómez Porras y D. Damián Flores. La sesión continuó su curso ocupando el Grupo Liberal la Comisión Permanente de Actas, que entendió que las protestas presentadas eran leves, no existiendo razón alguna para que no se proclamasen diputados a los candidatos presentados por el distrito de la capital.

JUAN GARCÍA MAS

            Nacido en Hellín el 21 de septiembre de 1866, la personalidad política de D. Juan García Mas fue una de las más relevantes e influyentes de la provincia de Albacete durante el primer cuarto de siglo.

            Abogado de profesión, diversificó sus actividades con las prácticas del periodismo, la política y la literatura, publicando en 1899 el "Manual del Procurador".

            Adscrito a la tendencia representada por La Cierva, del Partido Conservador de D. Antonio Maura, era lo que se conoce como "candidato cunero", es decir, aquellos que no tenían distrito propio, como el era el caso de los caciques en sentido estricto, y cuyo ejemplo mejor estudiado para Albacete está representado por la familia Ochando, de Casas Ibáñez. Así, en 1919, es candidato por Albacete en las elecciones de Diputados a Cortes, enfrentándose al liberal D. Abelardo Sánchez, y en 1920 se presenta por el distrito de Casas Ibáñez, oponiéndose a D. Máximo García Tejada.

            Nombrado diputado provincial por el Distrito de Almansa en 1892, permaneció en el cargo ininterrumpidamente desde 1900 hasta 1912. Su actividad en esta Administración fue intensa. En 1898 elaboró los reglamentos del Hospital y de la Casa de Expósitos. En 1900, fue presidente de la Comisión, reeligiéndosele para este cargo en 1904 y 1905. En 1907 es elegido presidente de la Corporación.

            Posteriormente. D. Juan García Mas proyectó su actividad política a nivel nacional, resultando elegido diputado en Cortes en tres legislaturas; las de 1916,1918 y 1919. En 1920 se presentó por el distrito de Casas Ibáñez, no resultando elegido. En 1924, se adscribió a Unión Patriótica.

            En 1920 actuaba como vocal suplente de la Junta Provincial del Censo Electoral, cargo que ocupaba en calidad de vicepresidente de la Sociedad Artes del Libro.

            Como periodista fundó, el 2 de mayo de 1896, "El Defensor de Albacete", por aquel entonces de periodicidad semanal, dirigiéndolo hasta que, en 1909, decidió su venta a D. Eliseo Ruiz. A partir de este momento, la publicación, pese a declararse independiente, pasó a defender los postulados liberales. No pudiendo estar alejado del periodismo, compró el "Diario de Albacete", que dirigió hasta su muerte, acaecida el 4 de enero de 1927.

JUAN PRUDENCIO FERNÁNDEZ FERRER

            Perteneciente a una rica familia terrateniente de Socovos, D. Juan Prudencio Fernández Ferrer, era miembro del Partido Liberal. Diputado Provincial por el Distrito de Hellín hasta 1913, los cargos más relevantes que desempeñó en esta Administración Provincial fueron lo de secretario de la Comisión de Actas en 1898, la Presidencia de la Comisión en los años 1906 y 1910, y la de la Diputación desde el 3 de diciembre hasta el 3 de mayo de 1910.

            D. Juan Prudencio Fernández Ferrer murió en Socovos en 21 de febrero de 1921.

 

 

 

 


 

 


 

FABIÁN GABINO LORENZO FLORES

            Nacido en 1880, D. Fabián Gabino Lorenzo Flores era abogado, empresario y terrateniente. En calidad de senador del Reino, apoyó las candidaturas liberales presentadas por Albacete en 1919 en compañía de D. Ubaldo José López Ruiz.

            Diputado Provincial entre 1907 y 1910. En 1909 era miembro de las Comisiones de Gobernación y Fomento, vocal de la Comisión de Estadística del Trabajo y, desde el mes de diciembre, presidente de la Comisión Provincial.

            Elegido presidente de la Diputación en 1910, detentó este cargo hasta el 3 de abril de 1911.

            D. Fabián Gabino Lorenzo Flores falleció en Albacete el 14 de septiembre de 1940.

 

 





ABELARDO SÁNCHEZ GARCÍA

            Nacido en Albacete el 10 de mayo de 1870. Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca en 1895. Liberal adscrito a la llamada facción demócrata del Partido, producida tras la muerte de Canalejas, junto a otras personalidades de la relevancia de D. Tesifonte Gallego, D. José Legorburo o D. Gabriel Navarro.

            Colaborador habitual en diversas publicaciones e la época. Como el semanario "La Porra" (1890) y el diario "La Provincia", fue también redacto de los periódicos liberales "El Eco de Albacete", el "Heraldo de Albacete" y "El Defensor". Poeta ocasional, firmaba sus composiciones bajo el seudónimo Abel-Dora.

            El 12 de noviembre de 1905 fue elegido concejal del ayuntamiento de Albacete y, el 1 de abril de 1910, alcalde de esta ciudad. De su gestión al frente de la Corporación Municipal destaca el comienzo de las tareas para la construcción del parque que hoy lleva su nombre y que se terminó durante el mandato municipal de José Legorburo.

            El 4 de mayo de 1911 fue elegido presidente de la Diputación Provincial, permaneciendo en este cargo hasta el 1 de mayo de 1912 y, en calidad de diputado, hasta 1915. Durante el periodo que rigió la administración provincial destacó por los esfuerzos realizados para la implantación de una Escuela Normal en Albacete.

            Como presidente del Ateneo, desde 1919 hasta diciembre de 1920, era miembro de la Junta Provincial del Censo Electoral. En 1920 presentó su candidatura a las elecciones a diputados a Cortes por el distrito de Albacete, no resultando elegido, le gano el candidato conservador D. Juan García Mas.

UBALDO J. LÓPEZ RUIZ Y CHICHERI

            Nacido en Nerpio en 1874, D. Ubaldo José López Ruiz y Chicheri era hijo del famoso e influyente político D. Francisco López Chicheri, Director del Partido Conservador Albaceteño junto a D. Rafael Serrano Alcázar.

            D. Francisco López Chicheri había nacido en Cehegín (Murcia), afincándose en la villa de Nerpio, donde adquirió extensas propiedades agrarias que, junto a su brillante trayectoria política, nos dan la clave del poder que tanto él como su hijo ejercieron durante toda su vida en el distrito electoral de Hellín- Yeste y sobre las provincias límites de¡ mismo, principalmente sobre la comarca de) noroeste de la actual región de Murcia.

            La familia Chicheri nos ofrece, junto a los Ochando de Casas Ibáñez, el ejemplo más ilustrativo de cacicazgo ejercido sobre un distrito electoral propio en la provincia de Albacete. Este poder político, ajeno a las directrices marcadas desde el Gobierno de Madrid, y basadas en la alternancia entre conservadores y liberales, se asentaba principalmente en el control que ejercían sobre los ayuntamientos de sus distritos y sobre la Administración de Justicia.

            De la trayectoria política de D. Francisco López Chicheri cabe destacar su elección como diputado a Cortes Generales en los años 1879, 1884, 1891 (en este último año se presentó por el distrito de Alcaraz, haciéndolo por Hellín D. Juan López Chicheri), 1905 y 1910. En 1903 y 1907 fue elegido senador del Reino.

            Por su parte D. Ubaldo José López Ruiz tuvo una vida pública más breve, pero no por ello menos intensa ni influyente sobre las actividades políticas de su distrito electoral. Además de la Presidencia de la Diputación, que ejerció en 1912, fue elegido diputado a Cortes Generales en 1919. Pocos años antes de la proclamación de la Dictadura se le nombró gobernador civil de Badajoz, cargo para el que se le designó con la finalidad de preparar las elecciones convocadas por el Gobierno Liberal. Con la subida al poder del general Primo de Rivera, fue encarcelado en Yeste y, tras este suceso, se retiró de la vida política, trasladándose a vivir a la ciudad de Murcia.

            D. Ubaldo José López Ruiz estaba adscrito al Partido Liberal. Resultó elegido diputado provincial en las legislaturas de los años 1903, 1904 e, ininterrumpidamente, desde 1906 hasta 1913. El 3 de mayo de 1912 fue elegido presidente de la Corporación Provincial, permaneciendo en este cargo hasta el 6 de mayo del año 1913.

            Su vida profesional se diversificó entre la explotación agrícola de sus fincas, sus actividades de ganadero de reses bravas y sus actividades como f uncionario del Ministerio de Hacienda. En Murcia fue jefe superior de esta Delegación.

            D. Ubaldo José López Ruiz murió en Murcia el 18 de noviembre de 1934.

GERMÁN LEÓN Y VERA

            Nacido en 1861, D. Germán León y Vera figura en el Padrón de habitantes de 1901 como propietario.

            Adscrito al Partido Liberal, fue diputado provincial entre los años 1913 y 1921, ocupando durante este periodo de tiempo varios cargos: presidente de la Diputación, entre el 6 de mayo de 1913 y el 1 del mismo mes de 1915; presidente de la Comisión Provincial, en 1919, y presidente de Edad, en tres ocasiones: 1915, 1917 y 1919.

            En el año 1917 también presidió la Comisión de Hacienda, y se le eligió como diputado visitador de la Casa de Misericordia.

            Como miembro de la Cámara Oficial de Comercio de Albacete, fue uno de los once vocales designados por esta institución en el Consejo de Administración de la Caja de Ahorros de Albacete, tras su fundación, y elegido tesorero suplente de la misma en sustitución de D. Gabriel Navarro Bru.

            D. Germán León y Vera falleció en Albacete el 31 de agosto de 1923.

PEDRO ACACIO Y SANDOVAL

            D. Pedro Acacio y Sandoval nació en Villarrobledo en 1870. Hijo del matrimonio formado por D. Joaquín Acacio Moreno y Dª Matilde Sandoval Acacio, pertenecía a una de las familias terratenientes más poderosas de esa localidad. El origen de su fortuna puede ligarse a la compra de tierras desamortizadas. En cualquier caso, según datos del amillaramiento de 1865 facilitados por Requena Gallego, la superficie total en hectáreas de la citada familia era 17.477.

            D. Pedro Acacio fue nombrado durante los años 1929 y 1930 vocal de la Comisión de Evaluación para el Repartimiento General de Utilidades de Villarrobledo, merced a su condición de mayor contribuyente de rústica del mismo.

            Durante su primer periodo de actividad política fue monárquico conservador, presidiendo la Diputación de Albacete entre el 4 de mayo de 1915 y el 1 de mayo de 1917.

            En 1931, el 29 de enero, tomó posesión como concejal de Villarrobledo, localidad de la que fue alcalde en varias ocasiones, y con la llegada de la República se presentó por vez primera a diputado en Cortes como agrario independiente, no resultando elegido. Sin embargo, en 1933 consiguió un escaño tras presentar su candidatura por Unión Agraria Provincial. En 1936 es reelegido como candidato de CEDA junto a D. Antonio Bernabeu Yeste, de Acción Popular, y D. Mateo Sánchez Rovira, del Partido Agrario, dentro de la candidatura del Centro Derecha.

            D. Pedro Acacio murió, victima de la Guerra Civil, fusilado en el cementerio de Villarrobledo la noche del 27 al 28 de julio de 1936.

DIEGO CILLER GUIJARRO

            D. Diego Ciller Guijarro nació en 1880 en Minaya. De profesión abogado, su carrera política fue breve. Diputado provincial desde 1913 hasta 1919, presidió la Diputación en el periodo entre el 3 de mayo de 1917 y el 1 de agosto de 1919.

            Tras su cese al frente de la Administración Provincial, presentó su candidatura a las elecciones de diputados en Cortes en el año 1919, siendo avalado en la misma por D. Francisco García Meneses y D. Germán León y Vera. Posteriormente, durante los años 1919-1930, volvió a resultar elegido diputado provincial de la Casa de la Misericordia.

            D. Diego Ciller Guijarro murió en Albacete el 23 de Septiembre de 1943.

 

 

 

 


MÁXIMO GARCÍA TEJADA

           Abogado albaceteño nacido en 1866, D. Máximo García Tejada fue decano del Colegio de Abogados entre los años 1912 y 1918.

            Candidato a diputado en Cortes en 1920 por el distrito de Casas Ibáñez, era miembro de la Junta de Gobierno de la Caja de Ahorros desde la fundación de esta entidad bancaria.

            Elegido presidente de la Diputación el 4 de agosto de 1919, permaneció en este cargo hasta 1921.

            D. Máximo García Tejada falleció en Albacete el 21 de mayo de 1930.

 

 

 

 


 


JOSÉ MARÍA MASSA CHACÓN

            Nacido en la ciudad de Alcaraz en 1881, propietario, D. José María Massa murió soltero a los 48 años, el 30 de mayo de 1929. Su vida política fue muy corta. Ostentó la Presidencia de la Diputación Provincial de Albacete en el periodo comprendido entre el 3 de agosto de 1921 y el 1 de agosto de 1923.

 

 

 

 

 


 

 

 



LEOVIGILDO RAMÍREZ MONDÉJAR

            Abogado albaceteño afiliado al Partido Liberal Demócrata (representado por personalidades como D. Abelardo Sánchez, D. Tesifonte Gallego o D. Julio Carrilero), en 1921 pasó al Partido Liberal Romanista encabezado por D. Francisco Fontecha. Posteriormente, tras el triunfo de la Dictadura, se afilió a Unión Patriótica.

            Fue Presidente de la Diputación Provincial de Albacete desde el 3 de agosto de 1923 hasta el 25 de marzo de 1925.


 

 

 



 


JUAN ANTONIO CILLER GUIJARRO

            Nacido en Minaya en 1879, D. Juan Antonio Ciller Guijarro era ingeniero agrónomo y director de la Escuela de Peritos desde el año 1921.

            Nombrado presidente de la Diputación en marzo de 1925, pertenecía a la nueva clase política surgida durante la Dictadura, caracterizada fundamentalmente por pertenecer a profesiones liberales y por la poca experiencia anterior en cargos de gestión, siguiendo las directrices marcadas por el Gobierno a fin de erradicar el caciquismo de las instituciones provinciales y municipales.

            D. Juan Antonio Ciller permaneció al frente de la Diputación hasta 1927, presidiendo las Comisiones de Obras Públicas, Agricultura, Comercio e Industria.

            Murió en Albacete el 6 de febrero de 1928.


 

 

 

 


FRANCISCO MAESTRE GÓMEZ MEDEVIELA,
CONDE DE SALVATIERRA DE ÁLAVA

            Abogado y terrateniente nacido en 1901, fue presidente de la Diputación entre el 24 de septiembre de 1927 y el 24 de enero de 1929. Durante este periodo continuó la obra iniciada por su predecesor al frente de esta Administración Provincial.

            Colaborador activo del Partido de la Dictadura, era miembro de la Asamblea Nacional Consultiva elegida por plebiscito convocado para los días 10 y 13 de septiembre de 1926, junto a otros nombres de gran relevancia como los del jefe provincial de Unión Patriótica, D. Juan Martínez Parra, y el de D. Gabriel Lodares Lossa.

 




 

 

 

 



PAULINO CUERVAS MONS

            De profesión ingeniero industrial, la vida pública de D. Paulino Cuervas Mons fue muy dilatada. Perteneciente a la clase de políticos surgida durante la Dictadura de Primo de Rivera, estaba adscrito a Unión Patriótica, organización de la que era secretario local. Así mismo, desde mayo de 1924, ocupó cargos directivos en el Somatén de Albacete.

            Alcalde de esta ciudad en el periodo comprendido entre el 12 de diciembre de 1924 y el 31 de marzo de 1927, una de las resoluciones adoptadas por el Ayuntamiento más dignas de ser destacadas en esta breve reseña, durante su mandato, fue la de pedir al Ministerio de Fomento la autorización para parcelar el monte llamado "Sierra Procomunal", propiedad de los Ayuntamientos de Albacete y Chinchilla. Esta parcelación estaba destinada a la concesión de usufructos, por un periodo máximo de 10 años, para el cultivo de cereales, imponiéndose a los concesionarios de los mismos la obligación del libre pastoreo tras el levantamiento de las cosechas, con lo que se aseguraba la continuidad de la industria ganadera en la zona.

            En otro orden de cosas, se realizaron los trámites para la construcción de una nueva estación de ferrocarriles en la ciudad. Así mismo, se encargó a D. Julio Carrilero, arquitecto municipal, el estudio de las obras de reforma de las escuelas de Carlos IV.

            En 1925 fue nombrado contador de la Junta Provincial de Lucha Antituberculosa y, en 1929, presidente de la Diputación, permaneciendo en este cargo hasta 1930.

            Tras la caída del Gobierno de la Dictadura, la Diputación presentó su dimisión al nuevo Ministro de la Gobernación. No obstante, en la sesión celebrada el 3 de febrero de 1930, la Corporación acordó ... seguir trabajando en la obra emprendida, y precisamente por ello requería nuevamente el apoyo de todos mis compañeros, que, si antes me fue indispensable, en estos momentos me es igualmente imprescindible. No tenemos por qué hacer testamento, porque hemos venido a desempeñar estos cargos con el mayor desinterés y sin otra aspiración que salir de esta casa con la conciencia limpia y la tranquilidad de haber cumplido honradamente la misión que se nos confió...

            El 10 de marzo de 1930, en aplicación de lo establecido en el Real Decreto de 15 de febrero, se produjo el nombramiento interino de D. Francisco García Meneses.

            Durante la II República, D. Paulino Cuervas pasó a Unión Agraria Provincial. En 1939, al término de la Guerra Civil, es de nuevo nombrado Alcalde de Albacete.

FRANCISCO GARCÍA MENESES

            Nacido en La Roda en 1863, D. Francisco García Meneses era Licenciado en Derecho, pero nunca ejerció la abogacía, dedicándose en su vida activa a la explotación de las fincas que poseía en aquella localidad y a la política, ejerciendo esta última siempre dentro de los límites locales y provinciales.

            Ideológicamente adscrito al Partido Conservador, fue Alcalde de La Roda en tres ocasiones (1897-1899, 1901 - 1902 y 1907 - 1909). Entre 1917 y 1923 es elegido diputado provincial. Durante este periodo ejerció los cargos de vicepresidente de la Comisión en 1921 y presidente interino de la Diputación en 1930, durante los meses de febrero a abril.

            D. Francisco García Meneses murió en La Roda el 30 de diciembre de 1931.

 

 

 

 


ISIDRO ARCOS VILLALBA

            Abogado albaceteño nacido en 1877, su vida política se inicia en 1912 al resultar elegido concejal del ayuntamiento de la capital. Un año más tarde, en 1913, es nombrado diputado por el Partido Conservador, presidiendo la Comisión Provincial durante esa legislatura. De nuevo será elegido diputado durante los años 1915 y 1917.

            El 12 de abril de 1930 es nombrado presidente de la Diputación, cargo en el que permanece durante escasos meses, ya que su gestión se vio truncada por la proclamación de la II República en 1931.
 

 

 

 

 


 


ENRIQUE NAVARRO ESPARCIA

            D. Enrique Navarro Esparcia nació en Albacete en 1895. Licenciado en Ciencias Exactas, era profesor del Instituto de Enseñanza Media de esta capital, donde impartía clases de Matemáticas, Física y Química. Ocupó la dirección de este Centro hasta su incorporación al Ministerio de Obras Públicas en 1938. Durante toda su vida alternó su profesión con el periodismo. Así, dirigió el semanario "El Eco del Pueblo" y fue jefe de redacción de "Hoy", órgano de Acción Republicana.

            En cuanto a su actividad política, es de destacar su participación en las conspiraciones contra la Dictadura de Primo de Rivera.

            En 1931 fue elegido concejal del Ayuntamiento de Albacete. Nombrado por D. Arturo Cortés diputado provincial, es elegido presidente de la Diputación el 21 de abril, permaneciendo en el cargo hasta el 2 de febrero de 1934, año en que fue designado para el cargo D. Francisco Giménez de Córdoba.

            Durante este periodo se puede decir que fueron dos las líneas maestras que definieron su política: por un lado, la lucha contra el paro obrero mediante el fomento de las obras públicas, de lo que nos da cuenta el espectacular crecimiento en los proyectos de reparación, construcción y mejoras de caminos vecinales; por otro, la asistencia benéfica, que no sólo planteaba problemas en cuanto a la deficiencia de las instalaciones, sino también debido a la saturación de estos centros.

            De la penuria de los centros benéficos provinciales nos dan cuenta los respectivos diputados-visitadores cuando relatan hechos tales como que en el Hospital Provincial se carecía de aparatos adecuados para la desinfección, o el que las camas de los niños de la Casa de Maternidad se encontraran en tan mal estado que ... es preciso sujetarlas con cuerdas y aun así suelen derrumbarse.. y la Escuela está tan falta de luz e higiene que procedería decretar su clausura hasta que se construyese un nuevo local.

            Los problemas de los establecimientos benéficos no sólo afectaban a la conservación y mantenimiento de los edificios, sino también a la saturación ingresos y estancias en los mismos. En el primero de estos aspectos recordar que el Hospital, sólo durante el año 1931, dos por el mal estado de su instalación eléctrica. Por ello se procedió al de un proyecto de reforma y a la construcción de consultorios públicos.

            El número de plazas escolares era insuficiente y la Casa de Expósitos carecía de enfermería. En 1931 la Corporación aprobó la construcción de un nuevo pabellón y el proyecto de la citada enfermería, así como la construcción de una galería cubierta en la Casa de Misericordia.

            De la lectura de los libros de actas de este periodo resalta el extraordinario interés que la Corporación puso en aplicar los Reglamentos de los Establecimientos Benéficos, llegándose a plantear la necesidad de elaborarlos de nuevo para el Hospital y la Escuela de Puericultura. Esta necesidad surge ante la saturación que ambos presentaban al prestar asistencia no sólo a enfermos cuyo estado no exigía hospitalización sino también por acoger expósitos de otras provincias.

            En el capítulo de obras públicas, merecen destacarse las gestiones que D. Enrique realizó con el Gobierno a fin de conseguir que continuasen las obras del ferrocarril del ferrocarril Baeza-Utiel y que se acometiesen obras de carácter hidráulico para enriquecer los cultivos de la provincia. En sesión de 1 de agosto de 1932, la Corporación dio un "voto de gracias" a los diputados a Cortes por esta provincia, con mención expresa a D. Antonio Velao Oñate, por haber conseguido que la construcción del ferrocarril Baeza-Utiel corriese a cargo del Estado.

            En cuanto al Régimen Interior de la Diputación, se aplicó la jornada laboral de 8 horas a los empleados de la Misericordia, estableciendo que, durante la restante, fuesen sustituidos por asilados del establecimiento.

            En 1936 fue elegido diputado a Cortes por la candidatura de Izquierda Republicana, a la que se presentaba junto a Mirasol, y en 1938 fue nombrado por D. Antonio Velao Oñate, ministro de Obras Públicas, director general, permaneciendo en este cargo hasta el final de la Guerra Civil.

            En 1939 D. Enrique Navarro pasó a Francia, donde permaneció por espacio de dos años. En 1942 se exilió en México, país en el que vivió impartiendo clases particulares y alejado de su familia, que permaneció en Albacete. En 1960 volvió a esta capital en la que murió en marzo de 1980 a los 85 años de edad.

FRANCISCO GIMÉNEZ DE CÓRDOBA Y ARCE

            Nacido en 1895 en Villarrobledo, D. Francisco Giménez de Córdoba y Arce pertenecía a una de las mayores familias terratenientes de esa localidad, fruto del matrimonio formado por Dª Caridad Arce y D. Francisco Giménez de Córdoba y de la Mota, siendo este último otro destacado político del Albacete de la II República. Su hermano Miguel, Presidente de la Unión Agraria Provincial, fue otro relevante hombre público del Albacete de la misma época.

            Abogado de profesión, los cargos políticos más representativos ejercidos por D. Francisco Giménez de Córdoba fueron la Alcaldía de Villarrobledo, durante los años 1930 y 1931, y la Presidencia de la Diputación Provincial en 1934 y 1935.

            Designado concejal, por su condición de mayor contribuyente, se le nombró alcalde por Real Orden el 26 de febrero de 1930, permaneciendo en el cargo hasta el 15 de febrero de 1931 en que, por otra Real Orden, se cesó a todos los alcaldes de designación real. No obstante, se procedió a su reelección, volviendo a presidir el gobierno local hasta el 5 de junio de 1931, fecha en que se nombraron las Comisiones Gestoras.

            En enero de 1934, D. José Aparicio Albiñana, gobernador civil, tras aceptar la dimisión de la Comisión Gestora Provincial, procedió al nombramiento de los concejales que debían constituir la nueva corporación, resultando elegido D. Francisco Giménez de Córdoba y Arce para el cargo de presidente de la misma en sesión celebrada el 2 de febrero.

            Durante este periodo hubo de enfrentarse a los mismos problemas ya señalados al hablar de Navarro Esparcia, es decir, a los que planteaban la crisis económica de la provincia y la deficiente infraestructura de los servicios benéfico-sanitarios. En relación al primero de estos aspectos, y al igual que en el caso citado, son numerosas las peticiones y acuerdos adoptados para la construcción de caminos vecinales, utilizados como fórmula para paliar el paro obrero.

            La asistencia benéfico-sanitaria fue otra de las causas de mayor preocupación de la Corporación; las instalaciones de los establecimientos eran insuficientes, ruinosas y económicamente deficitarias. Esta situación se vio agravada por la publicación de la Ley de Coordinación de los Servicios Sanitarios, que, en opinión de D. Eleazar Huerta, fue la causa real de la dimisión de Giménez de Córdoba.

            D. Francisco Giménez de Córdoba, al igual que su hermano Miguel, murió fusilado en plena Guerra Civil, el 4 de enero de 1937 en Villarrobledo.

JUSTO ARCOS CARRASCO

            Nacido en Albacete en 1881, D. Justo Arcos era hijo de D. Justo Arcos Aroca, tratante, y de Dª Jacoba Carrasco. Licenciado en Derecho, no ejerció la abogacía, dedicándose en su vida profesional a la gestión de la fábrica de harinas heredada de su padre y a la de la empresa de electricidad "Justo Arcos Carrasco". Por su matrimonio con Dª Dolores Palomar González se convirtió en administrador del cuantioso patrimonio que ésta aportó en el término municipal de El Bonillo.

            Durante su vida pública fue presidente del Ateneo Albacetense, presidente de la Cámara Oficial de la Propiedad Urbana, vocal del Jurado Mixto de Aguas y Electricidad del Ministerio de Trabajo y de la Junta Provincial del Censo Electoral de 1936.

            Ideológicamente adscrito al partido liderado por el Conde de Romanones, D. Justo Arcos ocupó varios cargos políticos: la Alcaldía de la ciudad de Albacete y la Presidencia de la Diputación Provincial.

            Presidió el Ayuntamiento durante el periodo comprendido entre el 1 de enero de 1918 y el 1 de abril de 1920. De su gestión al frente del mismo son de destacar las medidas paliatorias de las dificultades de abastecimientos de alimentos, así como la adopción de otras tendentes a la mejora de la salubridad de las calles y la intensa política de compras y expropiaciones de solares, que culminaron con el encargo al arquitecto D. Julio Carrilero de la confección de un Plano General de la Ciudad y sus ensanches, así como el proyecto de edificación del Instituto de Enseñanza Media.

            D. Justo Arcos fue nombrado presidente de la Diputación el 6 de enero de 1936, permaneciendo en el cargo durante tres meses, hasta el 1 de marzo, en que se elige a D. Eleazar Huerta. Durante su breve mandato los acuerdos y acontecimientos más importantes acaecidos fueron el apoyo de la Corporación al Proyecto de Abastecimiento de Aguas y Riegos de Hellín, tomadas del caudal del río Mundo, y el apoyo al proyecto de creación de una Cámara Oficial de Comercio e Industria y Escuela de Comercio en Albacete.

            Tras el pronunciamiento militar de 1936 y el estallido de la Guerra Civil fue encarcelado y, posteriormente, trasladado a Villarrobledo, muriendo poco después del final de la contienda.

ELEAZAR HUERTA VALCÁRCEL

            Eleazar Huerta Valcárcel Nacido en Tobarra el día 22 de diciembre de 1903, D. Eleazar Huerta era hijo de D. Eleazar Huerta Puche, profesor, y de Dª Milagros Valcárcel García. Su personalidad es, sin lugar a dudas, una de las más sugestivas de entre los personajes políticos del Albacete de la II República. Abogado de profesión, asiduo colaborador de algunas publicaciones como "El Progreso" (1921-1922), del que era Director, "Agora", "Altozano", "El Eco del Pueblo" y "República". Como poeta ganó el Premio de la Asociación de la Prensa de 1934, y en 1941 publicó el "Cancionero Mozo".

            De su actividad estrictamente profesional, entendía desde 1927 en causas de pobres y condenas de muerte, según datos facilitados por el Colegio de Abogados, llegando en 1936 a ser elegido decano de esta institución, cargo que desempeñó hasta 1939.

            Destacado miembro del Partido Socialista, ocupó varios cargos en su representación. Así, el 1 de marzo de 1936, tras ser elegido concejal por el distrito de Santa Quiteria, es nombrado presidente de la Diputación Provincial, permaneciendo en este puesto hasta el Decreto de disolución de las Comisiones Gestoras en diciembre de este mismo año. Para conocer su opinión sobre los di- versos aspectos de la gestión al frente de esta Administración, puede consultarse la amplia entrevista que concedió al "Defensor de Albacete" con motivo de su elección el día 10 del mes citado.

            Sin embargo, no era la primera vez que D. Eleazar Huerta era nombrado diputado provincial. Durante el llamado "Bienio Negro" fue designado para este cargo, negándose a tomar posesión del mismo.

            Otros cargos ejercidos fueron la Alcaldía de Albacete durante 1937 y el de colaborador, como miembro de pleno derecho, del llamado Plan Hidráulico durante 1936.

            Al término de nuestra Guerra Civil, D. Eleazar Huerta se exilió en Chile, en donde desarrolló una intensa labor intelectual, alcanzando un reconocido prestigio como filólogo y escritor. Murió en Santiago de Chile en 1975.